FGE omisa ante homicidio de comunicador

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Debido a la omisa participación de la Fiscalía General del Estado (FGE), la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) visitaron el estado de Chiapas con la finalidad de dar seguimiento a la investigación del homicidio del periodista Mario Gómez, ultimado frente a su domicilio en el municipio de Yajalón el 21 de septiembre pasado.

Durante su visita en Chiapas, ambas organizaciones observaron una variedad de factores que dificultan el libre ejercicio del periodismo en el estado, los cuales incluyen altos índices de violencia: intimidaciones, amenazas, demandas judiciales, agresiones físicas y hostigamiento, por mencionar algunas.

Balbina Flores, representante de RSF, acompañada por los activistas de CPJ, Alexandra Ellerbeck y Jan-Albert Hootsen, comentó en rueda de prensa que la línea de investigación está relacionada con la labor periodística de Mario Gómez, sin embargo lamentó que el comunicador haya dejado de recibir las medidas cautelares, pues nunca pidió que se le retirara la vigilancia que había proporcionado la FGE.

“Un mes después (de las amenazas de muerte) le quitaron la seguridad; tenemos que analizar qué fue exactamente lo que pasó”, dijo Balbina al tiempo de señalar que cuando se dio el hecho, “establecimos comunicación con la Fiscalía y le preguntamos sobre el avance de las investigaciones y argumentó que iba a analizar las razones por las que retiraron la protección, se trata de un descuido o una negligencia por parte de la Fiscalía”.

Balbina Flores y, Alexandra Ellerbeck. Foto: Marco A. Rangel

Por su parte, Jan-Albert Hootsen señaló que son Yajalón, Chilón, Comitán y los municipios de la franja fronteriza los que calificaron como focos rojos de agresiones y persecución política contra comunicadores.

Para el activista, el punto común es la impunidad, al tiempo de señalar que el gobierno federal  y el de Manuel Velasco Coello no se preocuparon por desarrollar políticas públicas necesarias para prevenir la violencia contra la prensa y garantizar el libre ejercicio periodístico. “Hay muy pocas, poquísimas sentencias, muy pocas detenciones, desde hace muchos años no ha habido un sólo caso de encierro de autores intelectuales”, expuso.

“El problema de las agresiones se ha limitado a varias zonas, estamos viendo un patrón de violencia generalizado en toda la República”, dijo.

Balbina Flores recordó que este año han sido asesinados nueve periodistas en México, 146 en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y comentó que el 22 de febrero pasado desapareció en Matías Romero, Oaxaca, el reportero Agustín Silva, de entre 22 y 23 años de edad.

Pidió a periodistas y medios de comunicación chiapanecos hacer un seguimiento del caso de Mario Gómez, “los medios de comunicación tienen que dar seguimiento puntual al caso de Mario Gómez, eso tendrá un mayor impacto en la medida que haya un procedimiento puntual”.

Foto de Portada: Marco A. Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *