Subcomandante Marcos… ¿Quién lo financia desde hace 24 años?

Juan Antonio Valencia

Ciudad de México (Plumas Libres). En la conferencia de AMLO el miércoles, se dijo que las puertas de la presidencia están abiertas a todo diálogo para quienes estén inconformes. En referencia al Subcomandante Marcos.

Y es verdad. Lo correcto es que si alguien está inconforme, debe nombrar una comisión si es grupal, para exponer el fundamento y se corrija.

Lo que no es correcto que el gobierno federal ande buscando a ver quién está inconforme, para dialogar y llegar a un arreglo de cualquier tipo.

Es muy cierto que Marcos sospechosamente se mantuvo callado y quietecito durante el régimen neoliberal, con Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto con los que es obvio pacto acuerdos no revelados.

Y también verdad que durante el sexenio de corrupción y robo de Manuel Velasco en Chiapas por citar el más reciente, donde provocaron el desplazamiento de indígenas y Marcos, no emitió nunca un pronunciamiento. Simple y sencillamente, el subcomandante se quedó callado también ante la brutal corrupción del farsante ahora senador del partido Verde Ecologista, saqueador brutal de las arcas del gobierno chiapaneco.

Cuando AMLO anuncia que se acaban los convenios millonarios y pagos por protección a medios y otros, Marcos despierta de su letargo de más de 24 años y toma como punta de lanza el paso del tren maya por el estado de Chiapas, como si él fuera el propietario de ese estado y como si desde el surgimiento del EZLN, haya cambiado la situación de los indígenas chiapanecos. Marcos vive a todo lujo, pero los indígenas continúan sufriendo desplazo, abuso, violencia, ataques, desapariciones, prisión y una pobreza brutal.

Al ponerse al proyecto del tren maya, no da a conocer un fundamento del porqué, solo su decir y su palabra, pero no dice porque se opone y bajo qué autoridad para emitir ese pronunciamiento.

Los proyectos para Guerrero y Oaxaca, curiosamente no tienen oposición de los grupos guerrilleros, como el EPR y el ERPI, ¿porque Marcos si?

El grupo zapatista, autonombrado guerrillero que despierta, no tiene reconocimiento como ejército beligerante, nunca lo logró, por lo tanto no tiene representación generalizada.

Por eso sus declaraciones se prestan a suspicacias, y más aún que sus familiares tienen cargos en el PRI pues una de sus hermanas fue subsacretaria de gobernación en el gobierno de Enrique Peña.

Creo que Marcos debe ser más inteligente y no exponer a los indígenas por los que dice luchar y como se sabe, inexplicablemente no ha logrado nada para ellos, no obstante sus magníficas relaciones con el poder público del régimen neoliberal que tanto daño ha hecho a México.

Cuando se defiende un concepto a todas luces indefendible, no válido, sin motivación y fundamento, es obvio que hay algo oculto y se persigue. ¿Que perdió Marcos en este régimen que inicia, que quiere recuperarlo?

Y por otra parte deja a la imaginación, quien está pagando la nómina de los integrantes de ese grupo armado, armas, municiones, uniformes, calzado, gastos de entrenamiento.

¿Quién los estuvo manteniendo los 24 años en que han estado inactivos?…

¿Quién mantiene la vida de rey que se da Marcos viajando por el país y el extranjero?.

¿Cuál es el pacto que mantuvo desde los tiempos de Carlos Salinas para que jamás lo hayan detenido y se lavó las manos cuando los indígenas sufrieron persecución y acoso y hasta desapariciones porque cometieron el enorme error de creer en el falso líder insurgente?

Eso crea suspicacia también. Repito Marcos debe ser inteligente o buscar asesores para lograr lo que Televisa ya perdió: Millones de pesos por pago de protección.

Nota tomada del portal Plumas Libres del 4 de enero, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *