La sangre no fluye en el hombre del mismo modo que en la mujer

-Según un nuevo estudio, los hombres y las mujeres sanos tienen diferentes características de flujo sanguíneo en sus corazones

Ciudad de México (NCYT Amazings). Las diferencias entre el corazón masculino y el femenino se conocen desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, los corazones de las mujeres son más pequeños y laten más deprisa que los de los hombres, en promedio. Sin embargo, se sabe mucho menos sobre la forma en que la sangre fluye a través de los corazones de hombres y mujeres y cómo ello se relaciona con el rendimiento cardíaco.

Para el nuevo estudio, el equipo de David R. Rutkowski, de la Universidad de Wisconsin en la ciudad estadounidense de Madison, utilizó una técnica sofisticada de resonancia magnética para estudiar las diferencias de género en el ventrículo izquierdo, la principal cámara de bombeo del corazón. Él y sus colaboradores midieron varios parámetros del flujo sanguíneo mediante escaneos realizados a 20 hombres y 19 mujeres, y los correlacionaron con la función cardíaca en cada caso.

[Img #59413]

Mediante una modalidad especial de visualización por resonancia magnética, los autores del nuevo estudio han determinado (A) la energía cinética en el ventrículo derecho (RV) y el ventrículo izquierdo (LV). Y (B), el flujo a través de la arteria pulmonar principal y la aorta ascendente. (Imágenes: Radiological Society of North America)

Mayor gasto energético en hombres

Los datos mostraron algunas diferencias significativas entre los géneros. La energía cinética, que es un indicador del gasto energético durante la contracción y el llenado del corazón, fue significativamente mayor en los ventrículos izquierdos de los hombres. La vorticidad, una medida de las regiones de flujo rotativo que se forman durante los diferentes puntos del ciclo cardíaco, fue mayor en las mujeres, al igual que la tensión, una medida de la función ventricular izquierda.

Los resultados de este estudio y los métodos empleados en él tienen varias aplicaciones potenciales, tal como destaca el Dr. Rutkowski. Una de ellas será lograr una mejor comprensión de por qué los corazones de hombres y mujeres responden de manera diferente al estrés fisiológico y la enfermedad. Los resultados también aportan información que algún día podría servir para mejorar la evaluación clínica del corazón.

Actualmente, los investigadores están utilizando la misma técnica para observar a pacientes con fibrilación auricular, una cadencia irregular en los latidos del corazón que puede provocar complicaciones graves. Su esperanza es que la técnica ayude a detectar patrones y relaciones en las aurículas, las cámaras superiores del corazón.

Foto: NCYT Amazings


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *