Víctima de fraude espera que se le haga justicia

Christian González

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Jaime Darío Mantecón Vázquez, quien denunció a su padre Jaime Darío Mantecón Álvarez y a su hermano José Manuel por fraude, auguró que pronto las autoridades chiapanecas le hagan justicia entorno a su caso, “ni duda cabe que está pronto a caer el telón”.

Según su relato, el 26 de agosto de 2022, bajo el expediente 739/2022, interpuso una demanda en contra también de Sofía Yolanda Mantecón Gómez; del notario público número 110, Marco Antonio Orantes López, así como del delegado del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Tonalá.

De acuerdo con la denuncia, dijo, él supuestamente renunció (de forma voluntaria) y vendió su aportación social de la empresa Villacarriedo Sociedad de Producción Rural de Responsabilidad Ilimitada, “pero eso es mentira”.

Jaime Darío Mantecón relató que nunca compareció a la citada asamblea extraordinaria celebrada el 29 de mayo de 2021, y que por lo consiguiente jamás firmó y mucho menos ha externado su renuncia voluntaria a esa sociedad.

Por lo mismo también, agregó, jamás ha vendido su participación social, lo que se traduce en que fue destituido ilegalmente, y que por lo mismo está ilegalmente privado de su inversión que corresponde a dicho capital social, “tampoco se me ha ha tomado en cuenta para nada como socio de la empresa”.

En su demanda, señaló que, ante estos abusos, solicitó ante la Delegación del Registro Público de la Propiedad y de Comercio de Tonalá, le expidieran copias certificadas del instrumento notarial, y resultó que el mismo documento no lo tenían.

“Sólo me expidieron una síntesis certificada, por lo que resulta evidente que, a todas luces, estoy siendo privado de los derechos que como socio me corresponden”.

En ese sentido, solicitó ante la autoridad, desde entonces, la resolución judicial que corresponda de modo que se condene a los demandados, a que se le restituya de los derechos que tiene como socio.

Que por sentencia firme, sugirió también, se decrete nulidad absoluta de la asamblea general extraordinaria del 29 de mayo de 2021, protocolizada según instrumento número 2562, volumen 28 de fecha 22 de septiembre de ese mismo año, ante la presencia del fedatario Marco Antonio Orantes López e inscrita con el número NCI 202100224766, con fecha 24 de septiembre de 2021, ante la Delegación del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Tonalá.

“Evidentemente los señalados, carentes de todo sentido moral, del más elemental respeto a los derechos humanos y a las leyes, no se detuvieron como lo hace constar la propia demanda, para falsificar mi firma y trastocar la ley incluso del notariado público, al inventar una inexistente asamblea de la que el notario público 110 se atreve a dar por cierta con su fe notarial y todo lo que ello implica”.

PIE DE FOTO

En la imagen aparece José Manuel Mantecón, quien cometería fraude en detrimento de su propio hermano Jaime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *