Ensalada de Grillos / Promesas

Ciro Castillo

Y sí, no me lo va usted a creer, pero ya estamos en esa etapa que se llama campañas electorales, en la cual, todos prometen y prometen, al cabo que, dicen, “prometer no empobrece”.

Aunque ya se habían pasado la ley electoral por el arco del triunfo, en el primero minuto del primero de marzo, tres candidatas y candidatos presidenciales arrancaron campaña.

¿Este arroz ya se coció?

Claudia Sheinbaum, quien fue destapada en un mañanera hace más de dos años y medio, quiere mandar la señal de que “este arroz ya se coció”, pues así lo indican las encuestas.

Acuerpada por los partidos, Morena, Verde y PT, además de un gran impulso que proviene desde Palacio Nacional, la exjefa de gobierno de la Ciudad de México tiene el reto de no cometer errores graves y de convencer al electorado (propios y extraños) de dos cosas: una, que es la indicada para dar continuidad a la autollamada Cuarta Transformación y otra, que tiene la capacidad para tomar sus propias decisiones y que no habrá alguien “marcándole” el paso desde una finca ubicada en Palenque, Chiapas.

Xóchitl Gálvez, quien carga a cuestas con el desprestigio del PAN, el PRD, pero sobre todo del PRI, tiene la ventaja de que ahora es oposición y desde la oposición se vale todo. Si no, que le pregunten al mismísimo Andrés Manuel López Obrador, quien 18 años fue opositor y le fue muy bien.

El tercero en discordia Jorge Álvarez Máynez, por el partido Movimiento Ciudadano, es quien rema contracorriente pues fue el resultado de un mal cálculo de parte de la dirigencia nacional guinda, quien quiso mandar al concurso a Samuel García, gobernador de Nuevo León, quien luego reculó porque podía quedarse como el perro de las dos tortas.

El diputado federal con licencia no es mal orador. En reciente entrevista con “el Teacher” Joaquín López Dóriga fue muy elocuente en sus respuestas. Lamentablemente, todos, incluyéndolo a él saben que lleva las de perder. Solo un milagro o una tragedia haría que la balanza se inclinara por MC…

De resbalones

Como era de esperarse, la oposición intentará cazar a Claudia Sheinbaum Pardo, quien, hemos dicho varias veces, tiene que cuidarse de los resbalones.

A todos puede pasar que nos equivoquemos y más cuando se está en el inicio de una campaña presidencial y en el zócalo de la Ciudad de México, atiborrado de seguidores, pero a ella no.

El viernes, en las primeras líneas de su discurso, cuando intentaba poner en la balanza al México de la continuidad y al México del pasado, estuvo a punto de decir “que siga la corrupción”.

Aunque rectificó a tiempo, la oposición, incluso desde la cuenta de X de Xóchitl Gálvez, capitalizaron el resbalón.

En otro momento, de hecho, previo, el saludo con la candidata a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México fue motivo de discordia y corrió como lumbre en las redes sociales.

Parece, en algún instante, como si Claudia y Clara, durante el saludo, se jalonearan.

En la imagen tomada desde lejos y por atrás, parece que en verdad hay una disputa física entre ambas.

Otra toma, de frente, difundida por los mismos partidarios de Morena, clarifica más el hecho, aunque sí deja ver que hay una diferencia entre ambas políticas y no sería algo extraño, pues resulta obvio que Sheinbaum quería que su extitular de Seguridad, Omar García Harfuch compitiera por el gobierno de la capital del país.

Ambas situaciones seguramente quedarán para el anecdotario, sin embargo, demuestran cómo serán las campañas.

Propios y extraños se acordarán más de estos resbalones que de las 100 propuestas de Sheinbaum Pardo, quien eso sí, estuvo flanqueada de personajes que estiraron la liga como Marcelo Ebrard…

De sangre

Xóchil Gálvez, quien sigue abajo en las encuestas, no ha tenido un mal arranque, aunque casi se vuela la barda, cuando, en Guanajuato, después de abrir campaña en Fresnillo, Zacatecas, firmó algunos compromisos con sangre.

Sí, así como lo mira usted, se pinchó un dedo para dejar constancia de que cumplirá con promesas como no eliminar los programas del bienestar, sino, al contrario, elevarlos. También, ha dicho que regresará el Seguro Popular y, en caso de ganar, que tratará bien al Ejército Mexicano y fuerzas armadas, pero que no las tendrá haciendo obras “de capricho”.

Al menos un par de canciones, como una de los Ángeles Azules, han sido modificadas para apuntalar las aspiraciones de Xóchitl, quien, dijo, cuando le criticaron por haber brincado cuando recibió su constancia como candidata de la coalición PAN, PRI y PRD: cómo no va estar feliz alguien que llegó a Ciudad de México a los 17 años con un montón de ilusiones y como maleta una caja de huevo…

Aderezo

-La vida es efímera, nos queda claro. El sábado, Carlos Alberto Salazar Gam, alcalde con licencia por Huixtla, falleció de una complicación hepática que derivó en un paro cardiaco. El munícipe que había cambiado de color, intentaba la reelección, pero el tiempo no le alcanzó. También, se supo del deceso del comunicador, Erick Guzmán, originario de Palenque, presuntamente por un suicidio. No conocíamos a ambos pero nos unimos a la pena de sus familias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *