En la Mira / ¿Sasil se candidatea, para hacer el trabajo sucio en 2024?

Héctor Estrada

Sus operadores en Chiapas han comenzado a promover su nombre para subirla al “tren” de 2024. Sasil de León Villard, actual Senadora por el extinto Partido Encuentro Social (PES) y promotora nacional de la nueva organización Encuentro Solidario, ha empezado a tejer sus redes para, aunque parezca una broma de mal gusto, candidatearse al gobierno de Chiapas en el relevo programado para dentro de tres años.

Durante las últimas semanas el nombre de la turbia ex funcionaria verde ha sido insertado de manera sospechosa en notas periodísticas y comentarios sobre supuestas encuestas de preferencias electorales (de baja trascendencia y credibilidad), con la clara intención de meterse a la disputa. Al menos mediáticamente. Lo cierto es que, aunque el plan es bastante reciente, De León Villard sabe perfectamente desde ahora que sus posibilidades son nulas.

La amiga cercana, operadora y alfil de Manuel Velasco Coello tiene una encomienda que no es precisamente ganar la gubernatura dentro de tres años. El grupo cercano a Velasco ha acelerado la operación para intentar retornar al gobierno de Chiapas y está dispuesto a utilizar todos los espacios políticos y posibilidades para facilitar el camino a quien será el verdadero alfil, por lo que no ha de extrañar que a Sasil le toque hacer “el trabajo sucio” contra el o los opositores reales durante el proceso electoral.

De León Villar es una vieja conocida en Chiapas y no precisamente por sus buenas referencias. Sasil de León se convirtió en una de las principales operadoras y orquestadoras del desvío de recursos públicos para la alimentación de programas asistencialistas con fines electorales. Desde la Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de la Mujer (SEDEM) se bajaron recursos federales para la ejecución de programas como “Bienestar, de Corazón a Corazón” para alimentar estructuras políticas del Partido Verde.

Se trataba de un programa asistencialista al que se le destinó anualmente un presupuesto aproximado de 200 millones de pesos, transformados en “apoyos” económicos (de 500 pesos) o despensas, para manipular, condicionar o abusar de alrededor de 40 mil madres solteras de escasos recursos, empadronadas bajo una clara estructura electorera, usual de las viejas prácticas partidistas.

Tras la salida de Sasil para convertirse en diputada federal y luego en delegada de Sedesol, su hermana Itzel de León tomó el cargo en la SEDEM donde continuó con el reclutamiento de líderes de sector en diversas colonias, barrios y ejidos de Chiapas para formar grupos de mujeres (madres solteras o no) a quienes se empadronó y afilió de manera ilegal al PVEM. La única condición para seguir recibiendo el “apoyo gubernamental” era acudir a los eventos que se les dijera y garantizar votos durante los comicios.

La Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de la Mujer se convirtió en una de las dos dependencias estatales que más recursos recibió durante el sexenio de Velasco Coello. Las irregularidades y malversación de recursos al interior de la dependencia se volvieron un secreto a voces, además de la constante exigencia de grupos feministas y ONG´s para sacar a las hermanas De León Villard de la dependencia debido a las graves omisiones y obstaculización a la lucha contra la violencia de género en Chiapas.

Sin embargo, fue a finales de 2017 y principios de 2018 cuando la cloaca se destapó. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer la detección de un desvió de recursos por más de 685 millones de pesos mediante el programa “Bienestar de Corazón a Corazón. La dependencia había intentado justificar 44 contratos para la realización de eventos masivos y publicidad con facturas que finalmente fueron señaladas como irregulares por el organismo auditor.

Aunque finalmente el desvío de recursos fue extrañamente perdonado, De León Villard se ha convertido en artífice y ejecutora de muchas encomiendas políticas dadas por su amigo y padrino político (Manuel Velasco) dentro de otras fuerzas partidistas donde el exgobernador también tiene metida las manos. Fue pieza negociadora para acercar al Partido Encuentro Social con Obrador y está haciendo lo mismo para consolidar a Encuentro Solidario.

Hoy, a través de Encuentro Solidario está reagrupando a muchos de los operadores políticos y aliados de Velasco en Chiapas, a fin de accionar en caso del que el Partido Verde necesite alianzas para imponer condiciones dentro de las negociaciones para una posible coalición con Morena; acompañar al PVEM en una fórmula sin Morena; o, de ser necesario, hacer el trabajo sucio para minar al candidato opositor.

Por eso no extraña su creciente promoción mediática y sus recorridos silenciosos por todas las regiones de Chiapas. Ella, otros alfiles y muchos más exfuncionarios que añoran el regreso de los verdes al poder en la entidad están dispuestos a hacer lo que sea con tal de recobrar “la mina de oro” que los enriqueció durante seis años a costa de las y los chiapanecos, por eso habrá que estar muy pendientes de los pasos que seguramente seguirán dando rumbo al proceso electoral que viene… así las cosas. 

Fotografía: Marco A. Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *