Cenobio no ha visto a su hija desde hace más de un año; supone secuestro por trata infantil

Fotografía y texto: Marco A. Rangel

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Cenobio Vázquez Estrada no ha visto a su hija, Nayelli, de 12 años, desde hace 13 meses. Dijo que el último día que sus familiares la vieron en su vivienda, se había asustado porque la abuela la acusó del robo de 200 pesos y hasta hoy la niña continúa desaparecida.

Este padre de familia, de profesión comerciante y originario de Copainalá, sospecha que su hija fue secuestrada por un grupo de trata de menores en ese municipio y llevada a Tuxtla Gutiérrez, para prostituirla.

Vázquez Estrada asegura que en la Fiscal Contra la Desaparición Forzada de Personas y la Cometida por Particulares (FCDFPCP), así como en el DIF de Copainalá, existe omisión y afirmó que su hija ha sido abusada sexualmente y que cuenta con un embarazo de aproximadamente tres meses.

Cenobio explicó que hace cuatro meses se acercó, junto con su familia, a la FCDFPCP luego de que una fuente extraoficial le informó que la niña había sido localizada y se encontraba en manos de la dependencia.

Sin embargo, luego de arribar a la FCDFPCP y entrevistarse con el ministerio público en turno, su hija mayor, de 16 años, logró ver que Nayelli salía de las instalaciones escoltada por “una señora y un señor”.  

“Mi hija me dijo, ‘papá, vi a mi hermanita, la abracé, me dijo que la ayudáramos porque donde ella está, ella sufre’ y luego se la arrebataron de los brazos a mi hija la mayor”, aseguró el padre de familia.

Para Cenobio, es extraño que ni el DIF municipal ni la FCDFPCP le hayan informado sobre la localización de su menor hija, además supone que empleados de estas dependencias están coludidos con un grupo de trata de infantes.

Además Cenobio dijo que los secuestradores maquillan a su hija, “le dicen cómo caminar”, para disimular que es menor de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *