Lo que sabemos sobre el homicidio de un adulto mayor en una colonia marginal de Tuxtla

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Un hombre de 60 años fue asesinado a cuchilladas durante la noche de este jueves en la entrada de la colonia Cuchilla Santa Rosa, una zona situada al sur poniente de la capital y vecina del entronque con el ‘nuevo libramiento’ y la carretera a la Escuela Veterinaria.

 

Alfredo Náfate Sánchez, quien alrededor de las 22.45 horas regresaba de su jornada laboral, recibió siete puñaladas en la espalda y una más en el cuello por dos jóvenes en motocicleta que lo asaltaron a unos 100 metros de su domicilio.

Frente al lugar donde se cometió el crimen está una iglesia católica que cuenta con una cámara de seguridad, los familiares del ahora occiso esperan que funcione y sus imágenes ayuden a las autoridades a dar con los homicidas.

LO VIO MORIR. Jaime Guzmán, es una víctima más del número de emergencias 911. Explicó que su suegro Náfate Sánchez murió prácticamente en sus brazos esperando a que la ambulancia llegase a tiempo. Tampoco se acercaron a esa colonia los oficiales municipales y estatales preventivos. Así lo contó.

Sus familiares intentaron reanimarle mientras seguían llamando “un montón de veces” al 911 suplicando que una ambulancia llegasen rápido, que se estaba muriendo. “Me dieron los números de las patrullas que según llegarían al lugar y les dije que se necesitaba una ambulancia porque mi suegro se iba a morir”, recordó.

Jamás llegó la ambulancia. “En un momento de desesperación nos acercamos al retén que está como a un kilómetro y medio de la colonia y los policías no nos ayudaron; también fuimos a Protección Civil del Estado, pero tampoco nos quisieron ayudar”, señaló el yerno del ahora extinto.

Era un espectáculo lamentable. Los familiares del sexagenario habían pedido la ambulancia tres veces y nada, pese a las explicaciones de rutina. En la espera, Jaime Guzmán se quejaba de la mala atención del 911 y la nula respuesta de las asistencias policiacas y prehospitalarias. “Lo peor es que no hay a dónde ir a quejarse”, dijo.

POLICÍAS LADRONES. También denunció que no nada más sujetos en motocicletas asaltan a los transeúntes de esa marginal colonia, también los policías cometen atracos a cualquier hora del día.

Recordó que en cierta ocasión cuatro elementos policiacos lo detuvieron, lo golpearon y posteriormente le quitaron su dinero. Dijo que

“Ese día, como a las siete de la noche, policías en una patrulla me pidieron que me detuviera, bajaron cuatro policías, me tiraron al piso y uno de ellos me puso uno de sus pies en mi nuca y en repetidas ocasiones me preguntaba que dónde estaba la coca”, sostuvo.

Alfredo Náfate Sánchez perdió la vida casi hora y media después del mortal ataque en la avenida principal de la colonia, misma que al igual que todas las vialidades del lugar, no cuenta con alumbrado público.

Fotografía: Arnulfo Chuayffet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *