En la Mira / Las universidades chiapanecas de la Estafa Maestra

Héctor Estrada

Las investigaciones que se siguen sobre la compleja red de corrupción denominada como “la Estafa Maestra”, mantienen bajo investigación a al menos dos universidades chiapanecas y los rectores que ocuparon el cargo durante los años de 2013, 2014 y 2015 debido a presuntos desvíos de recursos que oscilan entre 60 y 400 millones de pesos.

Con Rosario Robles Berlanga tras las rejas y las indagatorias sobre otros funcionarios federales, entre los que destaca el ex candidato al gobierno de Chiapas Emilio Zebadúa, los vínculos de complicidades tienen hoy a instituciones como la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) y la Universidad Politécnica de Chiapas (UP) en la mira de las indagatorias judiciales.

Y es que, de acuerdo a la investigación hecha pública por el portal periodístico Animal Político, la UP de Chiapas estaría involucrada en el presunto desvío de 400 millones de pesos mediante un sofisticado esquema de convenios, firmados y validados por el rector Navor Francisco Ballinas Morales. Según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Universidad Politécnica de Chiapas habría recibido en 2015 un total de 400 millones de pesos, bajo los convenios número 710.33901.13/2015 y 710.33901.14/2015, con vigencia del 14 de abril al 31 de diciembre de 2015 y del 6 de mayo al 31 de diciembre de 2015, respectivamente.

El dinero autorizado y entregado por la Federación estaba destinado a tareas de monitoreo a comedores comunitarios en el Estado de México que, en teoría, debían ser realizadas por miembros de la universidad. Sin embargo, de manera unilateral, la rectoría decidió realizar la contratación de prestadores de servicios externos a quienes pagó 278.4 millones de pesos, sin informar dichos procedimientos al consejo universitario.

Caso similar sucede con la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) que actualmente es investigada debido a irregularidades por más de 60 millones 952 mil pesos que recibió y ejecutó durante las rectorías de Jaime Valls Esponda y Carlos Eugenio Ruiz Hernández. Se trata de recursos destinados para fines que, al igual que lo sucedió con la UP, tampoco han sido comprobados a cabalidad.

Apenas la semana pasada el actual rector de la UNACH, Carlos Natarén Nandayapa, confirmó el proceso de investigaciones que las autoridades federales realizan sobre la Autónoma de Chiapas en torno al caso. Señaló que la rectoría bajo su cargo colabora de manera abierta con las autoridades judiciales para la entrega de la documentación necesaria, sin brindar protección a ninguno de los ex rectores involucrados. Las irregularidades señaladas forman parte de la serie de anomalías denunciadas por Animal Político, y confirmadas por la Fiscalía General de la República, relacionadas con el desvío de más de siete mil 600 millones de pesos erogados  por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y la Secretaría de Desarrollo Social, mediante instituciones que habrían servido como medios para la contratación de al menos 128 empresas fantasma.

Los chiapanecos Emilio Zebadúa González, Navor Francisco Ballinas Morales, Jaime Valls Esponda y Carlos Eugenio Ruiz Hernández son personajes cuyas posibles vinculaciones con “la Estafa Maestra” podrían dar más de qué hablar durante los siguientes meses, conforme las investigaciones judiciales sigan sacando a la luz toda la podredumbre de tan tremenda red de corrupción… así las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *