Rubén está muy grave de salud; de “El Chino”, ni sus luces

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Rubén Stevens Juárez, de 23 años, está muy grave en el hospital “Gómez Maza”, luego del accidente que sufriera ayer por la tarde mientras viajaba como copiloto en el colectivo, con económico 7301. Rubén es el relevo de la unidad, la cual no cuenta con seguro por daños, ni de viajero.


El dueño del vehículo púbico, modelo 2004, Julio Arturo Chong Kuan, alias “El Chino”, no ha dado la cara y las autoridades no lo han presionado para responder ante el accidente donde la unidad presentó una falla en el sistema de frenado mientras descendía la avenida principal del fraccionamiento San José Chapultepec.


La madre de Rubén, Verónica Juárez, dijo que el vehículo público “siempre fallaba”, por lo que no era la primera vez que presentaba un desperfecto. Dijo que El Chino intentó sobornar con 100 mil pesos a la madre del chofer, María Trujillo, para que declarara que Rubén no trabaja en la ruta. María se negó a mentir a favor de El Chino.

Rubén lucha por su vida en el hospital, mientras su madre solicita a través de los medios de comunicación el apoyo de la sociedad para cubrir los gastos médicos. La operación cuesta 80 mil pesos.

El Chino es un conocido pulpo del transporte que en otras ocasiones ha logrado burlar a las autoridades, gracias a las relaciones que presuntamente mantiene con el personal de la Secretaría de Movilidad y Transporte.

Ante tal panorama, la corrupción nuevamente librará a El Chino de pisar la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *