Rubén Stevens ya no podrá caminar: Abuela

Fotografía y texto: Marco A. Rangel

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Rubén Stevens Juárez Cameras, el colectivero de 23 años que el 18 de julio resultó con serias lesiones a bordo de una vieja unidad de la ruta 73, continúa grave en el hospital “Gómez Maza” y los médicos lo han declarado impedido para caminar, así lo expuso María Reina Cameras, abuela del joven.

Visiblemente afligida, la señora solicitó la intervención urgente de los gobiernos estatal y federal para agilizar los trámites en la Fiscalía General del Estado (FGE) que obliguen a Julio Arturo Chong Kuan, alias “El Chino”, dueño de la concesionaria Cheché, S.A. de C.V., pagar los gastos médicos y una pensión para su nieto, “porque, la verdad, ya no podrá trabajar (…) a pesar de que es soltero y está joven, pues ya se le acabó su vida, en esa unidad, trabajando”, dijo.

Rubén se empleaba como chofer en la concesionaria de El Chino y el día del accidente viajaba como copiloto en el colectivo, con número económico 7301, el cual presentó una falla en el sistema de frenado mientras descendía la avenida principal del fraccionamiento San José Chapultepec.

En el caso de Rubén continúa la cadena de corrupción en todos los niveles que hoy mantiene a un joven luchando por su vida y quien, de ahora en adelante, ya no podrá caminar.

Como se sabe, la unidad colisionada, tipo Urban Panel Larga Modelo 2004, cuenta con 17 años de operación, no tendría que estar en circulación como transporte de pasajeros para este año, así lo señala la “Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Chiapas” en su Artículo 89, párrafo uno, que establece un máximo de 10 años de antigüedad para que las unidades del servicio público puedan prestar servicio en la entidad.

Rubén Stevens Juárez Cameras. Foto: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *