Cajón de Sastre / Roberto Rubio Montejo, deslealtad y traición

Sergio Arturo Stahl Spinoza

 

Roberto Rubio Montejo (#ElPillo, en adelante) saltó a la “gloria” del poder político de la mano de su amigo y jefe Manuel Velasco Coello (#Manolo, en adelante) a quien le hacía la chamba de chofer y carga maletín desde que #Manolo era un simple diputado en el Congreso local.

#Manolo siempre protegió a su ex chofer y carga maletín, al grado de hacerse de la vista gorda ante la descarada corrupción que marcó a #ElPillo a su paso por la Secretaría Técnica del Gobierno estatal en el sexenio anterior.

Incluso, a mediados de su sexenio #Manolo le regaló una Notaría Pública a #ElPillo, a pesar de que éste no cumplía con el requisito de antigüedad como abogado en funciones.

La idea de #Manolo era proteger a #ElPillo ante las futuras adversidades políticas y económicas derivadas de la condición de corrupto de su antiguo chofer y carga maletín.

Sin embargo, en un acto de deslealtad y traición a #Manolo, ahora #ElPillo se ha investido del papel de Inquisidor de los más de 100 nuevos Notarios Públicos que el ex Gobernador dio de alta con todas las de la Ley a su favor.

En concreto, #ElPillo se ha dedicado a amenazar -con el petate del muerto denominado “carpetas de investigación”- a los nuevos Notarios Públicos, a quienes les exige la renuncia a sus Notarías.

Así es como le paga #ElPillo a #Manolo: con deslealtad y traición, pues al hostigar a los nuevos Notarios Públicos lo que en realidad está haciendo es escupirle en la cara al ex Gobernador.

No cabe duda que el miedo que #ElPillo le tiene a caer en el bote, lo ha llevado a traicionar a su antiguo jefe y con afán de tratar de quedar bien con el actual Gobernador del Estado.

En fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *