Violentan derechos laborales en centro de salud de El Bosque


-Acusan al director por acoso e indiferencia

David Abel Hernández

El Bosque (Ch24/7). Trabajadores del centro de salud del municipio de El Bosque, quienes por seguridad omitieron sus nombres, denunciaron al director del nosocomio, Roberto Carlos Utrilla Matambú, de violentar sus derechos y de actuar con preferencias, por lo que decidieron alzar la voz.  

Manifestaron que desde hace dos años, tras la llegada Roberto Matambú como director, han sufrido maltrato verbal, debido a los cambios de humor y agresividad del titular del centro, al grado de ordenar la instalación de cámaras de vigilancia con audios en el interior del nosocomio.

“Los compañeros nos sentimos intimidados con esta acción que ha tomado, sin embargo, no ha dado a conocer a la población que existen guardias nocturnas y tampoco ha informado a la propia jurisdicción sanitaria, con sede en Pichucalco, que el médico Erick Reyes es quien cubre desde hace diez años las guardias del dr. Guillén”.


El médico Erik Reyes es el mismo que cubre las guardias nocturnas del dr. Huerta, cobrando doble sueldo sin ser personal de la Secretaría de Salud, pues la instalación de cámaras en el interior del centro de salud provoca molestia entre la población que acude al hospital, debido a que los pacientes se sienten cohibidos al exponer sus padecimientos a los médicos.

   
A estas arbitrariedades también se suma la de la jefa de enfermeras, Berenice Patiño, quien por ser comadre del director ha formado un imperio y divisionismo entre el personal, pues existen preferencias y privilegios para sus allegados, quienes tienen derecho a faltar semanas dejando a enfermeros cubriéndoles el turno.


Por lo tanto, los quejosos solicitan la intervención de la jefa jurisdiccional, dra. Esther Gómez; del secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos, y del sindicato de Salud, representado por Joaquín Sangeado, para que destituyan al director, y es que como jefe inmediato no ha demostrado confianza ni compañerismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *