Elementos de la Fiscalía de Alto Impacto mandan al hospital a un sospechoso que junto a su pareja fue torturado, denuncian

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Un grupo de al menos 15 elementos de la Fiscalía de Alto Impacto, detuvieron el martes de la semana pasada, sin orden de aprehensión, a una pareja en calles de la colonia Las Granjas, y torturaron y extorsionaron a ambos en las instalaciones de la dependencia, declaró una de las víctimas en conferencia de prensa ofrecida este jueves 07 de los corrientes.

Según la denuncia, Julia Hernández Hernández caminaba junto a su esposo, Carlos Antonio López Robles, cuando los agentes los detuvieron calles antes de llegar a su domicilio y sin orden de aprehensión los subieron violentamente a una camioneta.

“Llegaron siete camionetas, nos rodearon, justamente lo agarraron a mi esposo, lo llevaron descalzo, a mí me agarraron del pelo y me subieron también (…) que entregáramos las armas y que entregáramos el dinero, entonces nosotros dijimos ‘no, cómo’, entonces lo llevaron a mi esposo y lo llevaron conmigo, los dos fuimos allá, lo llevaron a una celda y a mí a otra celda, entonces me sientan en un banquito, me tapan los ojos, me taparon la boca y me empezaron a pegar, que yo dijera que mi marido había robado”, sostuvo la víctima de abuso de autoridad, quien estuvo detenida por poco más de 24 horas e incomunicada.

De acuerdo con Hernández Hernández, los elementos de la Fiscalía de Alto Impacto no se apegaron a los protocolos en la detención, pues los elementos policiacos no tenían orden de aprehensión, ni había flagrancia.

Dijo que ese día en la Fiscalía torturaron tanto a su marido López Robles, que horas más tarde del violento interrogatorio, fue ingresado de urgencia al Hospital Chiapas Nos Une “Dr. Gilberto Gómez Maza”, donde lo intervinieron quirúrgicamente. “Por poco y lo matan”, señaló la denunciante.

Hoy, López Robles se encuentra recluido en el Cereso No. 14 “El Amate, en el municipio de Cintalapa y, de acuerdo con su pareja, se encuentra en silla de ruedas debido a las lesiones sufridas.

Hernández Hernández teme por su vida y por la de su pareja, pues, según ella, los elementos de la Fiscalía de Alto Impacto la amenazaron con volverla a detener si el caso se ventilaba en los medios de comunicación.

La víctima ya interpuso la denuncia correspondiente en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y pidió que su credencial de elector le sea devuelta por la Fiscalía para poder visitar a su esposo en El Amate.

Fotografía: Ch24/7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *