En la Mira / La millonaria Caja de Ahorro que el SNTE sigue sin auditar en Chiapas

Héctor Estrada

Pese a que desde 2010 existen denuncias penales por presuntas irregularidades de más de 50 millones de pesos dentro de la Caja de Ahorro y el Fondo de Ahorro y Beneficio Social (Fabes) de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, hasta el momento la dirigencia estatal se ha negado a realizar o permitir las respectivas auditorías. Así lo dio a conocer Faustino Martínez Diaz, presidente del Fondo de Ahorro Magisterial (Fama) de la misma sección sindical.

Los integrantes del Fondo de Ahorro Magisterial, independiente a la Caja de Ahorro y el Fabes, denunciaron que, ante la sospechosa negativa para trasparentar el manejo de los recursos por parte de la dirigencia estatal, que ahora es encabezada Pedro Gómez Bamaca, alrededor de 15 mil agremiados se vieron en la necesidad de formar su propio modelo de ahorro, fuera del control de la mesa directiva.

Y es que, de forma extraoficial, la disidencia estima que hoy las irregularidades podrían alcanzar los 200 millones de pesos. Son, manejos anómalos, denunciados desde hace aproximadamente 10 años que intentaron ser solapados bajo la complicidad de auditores provenientes de la ciudad de México en 2011, pero que finalmente fueron denunciados por las autoridades educativas en Chiapas.

“Yo hablé en 2010 que sí había un fraude descomunal y lo comprobamos con hechos. Lo que está pasando en la actualidad a mí no me corresponde porque decidimos salirnos de la Caja de Ahorro sindical. El supuesto auditor enviado en ese entonces trató de desmentir el fraude, pero el subsecretario de educación confirmó al siguiente día que nunca se había llevado a cabo la auditoría; y desde entonces no se ha realizado”, dijo Martínez Díaz.

Al respecto, José Luis Hernández de León, subsecretario de educación pública federalizada, confirmó recientemente que hasta el momento la Secretaría de la Función Pública no ha auditado los recursos dentro del dicho fondo, por lo que no puede descartarse las irregularidades como la dirigencia de la Sección 7 ha asegurado constantemente.

No es la primera vez que se hacen señalamientos al respecto. Ya en años anteriores autoridades educativas habían advertido sobre la situación. Y es que, se trata de un fondo que durante años se ha administrado con absoluta discrecionalidad y sin las medidas de transparencia que los trabajadores y los millonarios recursos merecen para eliminar toda sospecha.

De acuerdo a la investigación hecha por el periodista Gaspar Romero, los lineamientos para los que fue creado el FABES fueron cambiados a partir de la dirigencia sindical con Pedro Gómez Bamaca, y dejaron sin derechos a los trabajadores al ser supeditados a participar en acciones como marchas, bloqueos y boteos en carreteras, tomas de edificios públicos y privados.

Durante el gobierno de Juan Sabines Guerrero se congelaron las cuentas, pero en complicidad con el gobierno de Manuel Velasco Coello y la entonces dirigencia sindical de Adelfo Alejandro Gómez dichas cuentas se reactivaron y lograron tener más de 20 mil socios. Así, el dinero ingresado con el aval del gobierno estatal se mantuvo en la oscuridad administrativa y el silencio conveniente de su dirigencia sindical.

Hoy Pedro Gómez Bamaca debe permitir la aplicación de auditorías externas que despejen toda duda sobre los graves señalamientos que se ciernen en su contra. Pues si bien el ahorro es un derecho legítimo de la base trabajadora magisterial, debe ser esta quien exija todas las medidas de trasparencia y rendición de cuentas necesarias para clarificar los millonarios fondos logrados como furto de su trabajo diario… así las cosas.

Fotografía: Marco A. Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *