Ensalada de Grillos / Ismael Brito



Ciro Castillo


La primera ocasión que nos tocó entrevistar a Ismael Brito Mazariegos acababa de llegar al cargo de Secretario General de Gobierno. Comenzaba el sexenio.

Nos dijo entonces que la estrategia era diálogo y más diálogo. Una política de puertas abiertas para atender la compleja problemática social de Chiapas.

Ahora, poco más de dos años después, tuvimos la oportunidad de intercambiar preguntas y respuestas con él; sin embargo, ahora ya no tenía en sus hombros el peso de una de las instancias estatales más demandantes.

Ismael Brito decidió renunciar al cargo para enrolarse en la busca de una diputación federal.

No lo dice, porque no son los tiempos electorales, pero esa es la dirección a donde apunta luego de dos años de trabajar con Rutilio Escandón Cadenas, a quien considera su amigo, pero también su maestro.

POR QUÉ RENUNCIÓ

-¿Se dijo que usted había dejado la Secretaría de Gobierno tras el desalojo de alumnos de la Normal Rural Mactumatzá?, le planteamos, durante una entrevista en vivo para Ensalada de Grillos en Facebook.

-No, no, no. Hasta el último día de gestión actuamos bajo la mística del diálogo, refutó.

La salida de la Secretaría de Gobierno obedece a una inquietud personal, obedece a que queremos buscar espacios que nos permitan crecer y apoyar a la Cuarta Transformación.

Fue un tema que hablé con el Ejecutivo. El Ejecutivo me dijo si esa es tu decisión pues adelante. Afortunadamente con el Gobernador del Estado tenemos una relación de amistad y de hace muchísimos años.

Ismael Brito evita ponerse una calificación respecto de su gestión en la Secretaría de Gobierno, pero expresa que hubo logros y acepta, con autocrítica, que quedaron asuntos pendientes. “Fue una etapa de construcción… nos entregamos al trabajo”.

CASO ALDAMA Y CHENALHÓ

Considera un gran avance lo conseguido en el caso de Aldama y Chenalhó, dos municipios que tienen una añeja diferencia por un asunto agrario que fue resuelto.

En equipo con la federación, considera un logro la firma de un acuerdo de no agresión entre los pobladores de ambos municipios, aunque reconoce que en esa zona hay intereses delincuenciales que no se han extinguido.

Fueron necesarias más de 70 reuniones para firmar la paz, pero el trabajo debe continuar.

En el caso Mactumatzá expresa que se va tranquilo porque hubo “mucho acercamiento” para los alumnos de una de las normales de mayor tradición en Chiapas, quienes han optado por la presión violenta contra la autoridad. “Es una escuela y es importante no dejar de atenderla; sin embargo, hay que decirlo, en algunos casos siempre buscan ir poniendo delante de un problema otro y otro…”

Ismael Brito, a quien se lo mira más maduro en su hablar, se dice seguro de que seguirá ayudando a Chiapas desde la posición en la que se encuentre. Seguramente una diputación federal, pero tiempo al tiempo…

LA PANDEMIA Y LA 4T

Considera que, Rutilio Escandón ha sumado a sentar las bases de la Cuarta Transformación en Chiapas y en el país.

Pondera la forma en que se ha enfrentado a la pandemia del COVID19 como uno de los mayores logros de esta administración, pues fue algo para lo que nadie estaba preparado; aún así, se aplicaron estrategias como la reconversión hospitalaria y el barrido casa por casa que dieron resultados que están a la vista.

Brito sonríe. Brito habla con más soltura. No es poca cosa el aprendizaje que deja el trabajo en una secretaría como la de Gobierno y tampoco es poca cosa ya no traer su peso a cuestas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *