“¡No fue suicidio, fue feminicidio!”


Texto y fotografía: Yuridia Montenegro

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). “No fue suicidio, fue feminicidio” gritaron familiares y amigos de la joven atleta Jade Guadalupe Yuing Gómez, quien presuntamente fue asesinada hace un año, dentro de las instalaciones del Instituto del Deporte (Indeporte).

Ellos realizaron una marcha que inició desde el Indeporte hasta las oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE); también bloquearon parcialmente el Libramiento Norte hasta que se tuviera un diálogo con autoridades.

Su madre, Adriana Gómez, manifestó que hizo entrega a la FGE de un oficio con el respaldo de 18 organizaciones sociales de diferentes partes del país, entre ellos el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, para solicitar que el caso de Jade sea investigado con perspectiva de género y apegada a los debidos protocolos, ya que se le trató de dar carpetazo al hecho “con base en una absurda autopsia psicológica que carece de toda validez científica”.

“Hoy nos recibió el nuevo fiscal, le dijimos todo, las dudas que hemos tenido… y lo único que pedimos es justicia, Jade ya no está, pero tiene derecho a la justicia”, sentenció.

De acuerdo con la información oficial, el 14 de enero de 2020, la niña de 13 años de edad fue encontrada muerta colgada de un barandal dentro del Indeporte. Las autoridades habían resuelto que se trató de un suicidio al encontrar una supuesta carta póstuma; sin embargo, su madre ha luchado incansablemente desde entonces para que el caso se reclasificara como feminicidio en noviembre del año pasado.

Adriana Gómez, madre de Jade Guadalupe. Foto: Yuridia Montenegro
La marcha finalizó en la FGE. Foto: Yuridia Montenegro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *