Madre de Mariana dice que un médico abusó sexualmente de su hija

Fotografía: Christian González

Arnulfo Chuayffet

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). La doctora Mariana Sánchez Dávalos fue asesinada el jueves 28 de enero en la comunidad Nueva Palestina, de Ocosingo. Un mes antes, fue abusada sexualmente por un médico de la clínica donde se empleaba, a quien denunció ante las autoridades correspondientes, pero no la escucharon y su vida le fue arrebatada.

Así lo dijo Lourdes Dávalos Ábrego, la madre, en la marcha que encabezó hoy en calles de la capital chiapaneca. A la protesta se unieron casi mil personas, la mayoría estudiantes de la Facultad de Medicina. Para ellos, no se trató de un suicidio, como la sostuvo en un principio la Fiscalía General del Estado (FGE), fue homicidio.

En la entrada principal de la Facultad de Medicina de la Unach, la madre montó un altar en honor a Mariana, con una fotografía de su hija.

De acuerdo con el reportero Christian González, Lourdes Dávalos  dijo que su hija quería el cambio al municipio de Teopisca, porque era acosada de forma constante por un compañero galeno, quien según ella ya tiene antecedentes de acoso y abuso sexual, pero se lo negaron, a pesar de que estaría más segura, “era mi única hija, estoy destrozada, mi vida ya cambió”.

En la entrada principal a la Facultad. Foto: Christian González

Señaló en primera instancia a la jefa de la clínica, quien solo ordenó que cambiaran al doctor agresor de turno, pero él llegaba en repetidas ocasiones a la clínica de Nueva Palestina y seguía el acoso, mencionó el reportero en su nota para La Silla Rota.

“Mi hija no tenía ni recámara, el baño estaba afuera (de donde descansaba), entonces había muchos riesgos en ese lugar”, advirtió la señora, quien aclaró que Mariana denunció todo lo ocurrido, pero la ignoraron. “Estoy muy molesta, porque ese sujeto (agresor) sigue trabajando ahí; de hecho, mi hija se quejaba de que llegaba muy borracho”, recordó.

Doña Lourdes no quiso dar más detalles del caso, como si la joven de 24 años había sido cremada, pues confía en que las autoridades ya hacen las investigaciones correspondientes.

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado (FGE) indicó “las diligencias se desarrollan con total perspectiva de género”.

‌SEGOB Y CNDH ESTÁN POR ENTERADOS. El sábado, la Secretaría de Gobernación, al mando de Olga Sánchez Cordero, emitió un comunicado, en el que informó que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) le darán seguimiento al asesinato, caso sobre el que se solicitó a la Fiscalía de Feminicidios en Chiapas, aplicar el Protocolo de Investigación con Perspectiva de Género.

Por su parte, la Secretaría de Salud federal manifestó su indignación al respecto: “La Secretaría de Salud federal manifiesta su indignación y reitera su postura de cero tolerancia hacia las conductas y manifestaciones de violencia de género y contra las mujeres. Esta dependencia reafirma su compromiso con la erradicación de conductas como el hostigamiento y el acoso sexual”, se lee en el comunicado.

 También ayer sábado, circuló un “llamado de emergencia” por parte de quien en redes sociales aparece como “Versain Velasco Garcia”, poblador de la comunidad Nueva Palestina, quien advirtió que estaba rodeado por policías municipales de Ocosingo y algunos elementos preventivos.

“Vienen armados, intentaron apresarme; la orden la dio el comisariado (de Nueva Palestina) Javier Gómez Cruz, solo porque estoy pidiendo justicia por Mariana; lo responsabilizo de lo que me vaya a pasar”, escribió en su cuenta de Facebook.

ESTUDIANTES SE VAN A PARO. Los alumnos de la Licenciatura en Médico Cirujano y la Licenciatura en Gerontología de la Universidad Autónoma de Chiapas (UACH), anunciaron que iniciarán un paro indefinido de actividades para exigir justicia en la resolución del feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos.

Estudiantes de la Unach se manifestaron en días pasados para exigir justicia para Mariana y señalaron que por la protesta, algunos alumnos y alumnas habían recibido amenazas de docentes de la Facultad de Medicina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *