Trasladan a Miguel Ángel Treviño, “Z-40”, a cárcel de Chiapas

Christian González

Tuxtla Gutiérrez (La Silla Rota). Fiscalía General de la República (FGR) confirmó este miércoles el traslado a Chiapas del líder del cártel de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, “Z-40”.


Sin embargo, no aseguró ni cuándo ni a cuál cárcel fue llevado, aunque se presume que lo enviaron al Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) del municipio de Villa Comaltitlán, en la región Soconusco de esta entidad.

De acuerdo con la información obtenida, originalmente Treviño sería traslado el 16 de junio a Estados Unidos, país que ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por él desde hace al menos 8 años. No obstante, eso no ocurrió por razones desconocidas.

“El Z-40”, considerado uno de los líderes más sanguinarios de los cárteles de la droga en el país, estuvo en el penal número 17 de Michoacán, y antes en Jalisco, donde lo intentaron asesinar.

Miguel Ángel Treviño fue detenido en julio de 2013 en Tamaulipas, por elementos de la Marina, acusado de varios delitos, como delincuencia organizada, homicidio, tortura y lavado de dinero.

Durante la detención, el “Z-40” (cuyo sucesor natural sería Heriberto Lazcano, “El Lazca”, pero fue asesinado en 2012) y dos hombres más transportaban varios millones de dólares, armas largas y cerca de medio millar de cartuchos útiles. De hecho, no solo el gobierno estadunidense otorgaba una recompensa por su paradero, sino también el de México: alrededor de 30 millones de pesos.

Con base en información de medios internacionales como BBC News, a Treviño se le responsabiliza del crimen de casi 265 migrantes, en Tamaulipas, la tierra que lo vio nacer en 1970.

Treviño y Los Zetas, conformado por al menos una treintena de militares, llegaron a tener tanto poder que, el gobierno de Guatemala los consideraba un enemigo latente para su seguridad. También se documentaron vínculos con la mafia italiana conocida como la Ndrangheta, aseguró el mencionado medio informativo.

Pero Treviño tejió a la perfección sus redes operativas, por lo que abarcó todas las entidades costeras, es decir, desde el sureste hasta el norte, pasando por Quintana Roo hasta llegar a Coahuila.

“Los Zetas no sólo trafican droga. Según las autoridades mexicanas, el grupo controla a bandas de extorsionadores y secuestro, especialmente de migrantes indocumentados”, escribió el reporte de la BBC News en ese entonces.

En la actualidad, se afirma, el grupo está integrado por cientos de células, conocidas como “estacas”, con 20 sicarios cada una, aunque es posible que haya perdido fuerza por la aparición de otros cárteles, como el Jalisco Nueva Generación (CJNG).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *