La información está tergiversada, no somos corruptos: responden notarios chiapanecos al SAT

Fotografía: Marco A. Rangel

Christian González

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Luego de que se difundiera una lista de mil 425 fedatarios públicos que según incurrían en irregularidades al inscribir a personas físicas y morales al RFC y, además, los vinculaban con la creación de empresas factureras “fantasma”, integrantes del Colegio de Notarios de Chiapas advirtieron: “La información está tergiversada, no somos corruptos”.

De acuerdo con los documentos publicados este miércoles en medios de comunicación a nivel nacional proporcionados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), aparecen 35 nombres de profesionales de ese gremio solo de la entidad chiapaneca, algunos de ellos ya fallecidos por covid-19 u otras enfermedades.

Noé Díaz González, presidente del mencionado Colegio, explicó que en ningún momento incurrieron en anomalías, sino por el contrario, han tenido una serie de complicaciones para inscribir, ante el RFC, a las personas físicas o morales, como se acordó desde hace una década por petición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público federal para coadyuvar y facilitar este trámite.

Lo que ocurrirá en un futuro con esta medida tomada, detalló, es que sus homólogos sí podrán constituir empresas o sociedades mercantiles como lo han hecho siempre, mas no el de inscripciones al RFC, “o sea que lo tendrán que hacer de forma directa, como antes; de ahí, todos lo que hacemos seguirá igual, pero esto nos perjudica, porque mancha nuestra imagen, la cual nos ha costado mucho construir”.

Entre otras cuestiones, deslindó al gremio notarial de ser parte de una “lista negra” relacionada con investigaciones por supuesto “lavado de dinero” o por estar involucrados con algunas compañías factureras “fantasma”, pues en todo caso eso le competería a la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

AFECTADOS POR LA “GUILLOTINA” FISCAL. Por su parte, César Esquinca, notario público número 43 de Chiapas, aclaró que quiso adherirse al referido esquema porque “yo lo veo como una obligación para que, en la constitución de empresas, se realizara también la incorporación del RFC de las sociedades mercantiles o personas morales que se constituyen bajo nuestra fe”.

Ante una serie de requisitos que tenía que cumplir, algunos para él innecesarios, los envió al SAT en un sobre sellado desde julio de 2020, mismo que se lo regresaron en noviembre de ese mismo año con el argumento de que las oficinas de esa instancia estaban cerradas por la pandemia y que su trámite estaba cancelado.

De hecho, criticó el sesgo o la interpretación que se le dio a esas listas de cientos de fedatarios mexicanos, “he constituido muchas empresas, las cuales funcionan en la legalidad, porque conozco a la gente que las maneja”.

Otro de los afectados explicó que, en su caso, no deseó renovar esa facultad ante el SAT debido a que es complicado, sobre todo en estos momentos de pandemia, “los notarios tenemos el derecho de no renovarla, sin embargo aparecí en esa lista”. Para el, agregó, el Servicio de Administración Tributaria emitió una información fría.

Con base en la opinión de los fedatarios chiapanecos, habría que depurar de mejor manera la lista que el SAT emitió, es decir que expliqué quién quiso o no renovarse en ese esquema, los que nunca han estado en el mismo o aquéllos que ya fallecieron (como el caso de Efrén Cal y Mayor Gutiérrez, notario 51 del estado) y publicarlo en ese sentido, para evitar la tergiversación de la información.

Foto: Marco A. Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *