Ensalada de Grillos / La ley de la selva



Ciro Castillo

Apenas el viernes el Tribunal Electoral del Estado reportó que el proceso electoral 2020- 2021 fue el más judicializado de los últimos tiempos, si no es que de todos lo que se han celebrado en Chiapas.

Fueron, según datos publicados en Cuarto Poder por el reportero Daniel García, 129 juicios de inconformidad en 70 municipios los que tuvieron que desahogarse.

Mas, todavía, 63 de estos casos llegaron hasta la Sala Regional Xalapa, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), lo que demuestra el “hambre” que hay por ganar, además del escepticismo hacia los organismos electorales.

Si la gran mayoría de los procesos van a culminar en los tribunales, entonces resulta en vano todo el trabajo que realiza el “árbitro electoral”.

Parece, y no es por echar grilla, como si los competidores meten “todos sus ahorros” a una contienda electoral y no están dispuestos a perder. Son capaces de lo que sea, en este caso de acudir a todas las instancias electorales habidas y por haber; “chicle y pega”.

Agréguele el sospechosismo con que se manejan los que tienen las riendas del Tribunal Electoral (tres magistrados en el caso de Chiapas), quienes a veces parece que se acomodan siguiendo aquel viejo dicho que dice: “del tamaño del sapo es la pedrada”.

En este jaloneo en los tribunales electorales quizá radica también el descontento ciudadano y esa apatía para no creer más en la política y en los políticos, aunque eso signifique que se le deja cancha abierta o un cheque en blanco a los que siguen ahí, incluso camuflándose en casa proceso electoral.

Dado que en los resultados distritales, según el informe del Tribunal Electoral, no se presentaron juicios de inconformidad, parece que el eslabón más débil o la manzana de la discordia son los municipios.

Es ahí donde los que legislan a nivel estatal y nacional, tendrían que buscar mecanismos para que los ayuntamientos no sean solamente eso, una “minita de oro” de la que muchos quieren gozar…

¿Usos y costumbres?

Otra vez los mentados usos y costumbres pasan por encima de lo establecido en la Constitución: el derecho de los ciudadanos a votar y ser votados.

Este fin de semana, en Oxchuc, el único municipio donde aún prevalece esta idea de que a los pueblos originarios se les debe dejar hacer “su santa voluntad”, llovieron sillazos y cohetes, por decir lo menos.

Un grupo de inconformes que quiere tener más integrantes en el Órgano Electoral Comunitario (OEC), el organismo encargado de organizar los comicios por usos y costumbres, reventó una asamblea que se llevaba a cabo.

La cosa se puso tan fea, que algunos juran y perjuran que hubo hasta balazos.

A la consejera del IEPC, Sofía Margarita Sánchez Domínguez casi le pinchan un ojo, igual como le pincharon las llantas de la camioneta en la que viajaba.

A la distancia, parece una cuestión hasta anecdótica y de risa; sin embargo, pudo haber sido peor y, de nuevo, estamos otra vez ante esa hambre de apoderarse de los espacios políticos.

Tiene toda la razón AMLO (lo hemos escrito en varias ocasiones de desde que empezó su gobierno) cuando afirma que muchos de los que están en política quieren llegar por llegar al cargo, a cosa de lo que sea, sin importar las formas; es tanta la ambición que se olvidan de cualquier escrúpulo, si es que alguna vez lo tuvieron…

Rugidos selváticos

Unos hicieron fiesta y otros criticaron a Eduardo Ramírez, quien nuevamente volvió a dejar claro que él va por la candidatura al gobierno de Chiapas en 2024.

Si su “padrino” Ricardo Monreal no ha tenido empacho en expresar sus intenciones presidenciales, entonces como por qué tendría que auto censurarse el comiteco.

Las lenguas conocedoras siempre dicen que en política como en el beisbol, “esto no se acaba hasta que se acaba”, pero eso no priva al senador chiapaneco de futurear y dejarse ver en vitrina de cristal cada que se puede. Ahora estuvo con Adela Micha. Qué tanto es tantito…

Pepe Cruz

Han comenzado (ya lo adelantamos y hasta llegó a las columnas nacionales) a darle “juego político” al secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos, Pepe Cruz, para los amigos.

Como dicen que en política no hay candidato pequeño, entonces no le quiten los reflectores a este funcionario, quien al principio fue criticado por sus raíces tabasqueñas.

Lo cierto es que durante la emergencia sanitaria y a pesar de aquel “resbalón” cuando acuñó la palabra “chafirete”, así como la forma tosca en que algunas veces respondió a compañeros de los medios de comunicación, Pepe Cruz no ha hecho un mal trabajo. Veremos…

Aderezos

— En menos de lo que canta un gallo estamos en la antesala de la celebración del Día de Muertos; será, sin duda, como el año pasado una fecha sui generis por toda la estela de dolor que ha dejado la pandemia…

—Nadie o casi nadie, para no generalizar, está poniendo atención a todo el daño emocional que está dejando el covid19 entre la población infantil, adolescente y juvenil…

—No se puede dar por hecho todo lo que se dice de la Presidenta del Congreso del Estado, respecto de un familiar suyo; lo que sí queda claro es que en la casa del jabonero, el que no cae, resbala…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *