Grupo armado dispara por las noches a los habitantes de Tila: Manifestantes

Fotografía: Marco A. Rangel

A. Chávez

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). “Ninguna autoridad se ha presentado. El pueblo de Tila está sitiado, no se puede entrar ni se puede salir. Existe todavía un grupo armado que está detonando balas en las noches, están amenazando a los pobladores. Hoy más que nunca solicitamos el apoyo de la Guardia Nacional”.

Así lo señalaron habitantes del municipio de Tila, quienes el martes por la mañana mostraron su inconformidad frente al Congreso del Estado, luego de los hechos violentos donde perdieron la vida al menos cuatro personas.

“Hay niños y mujeres sin alimento, los alimentos están escaqueando”, dijo uno de los manifestantes al tiempo de exigir el ingreso al municipio de la Guardia Nacional, debido a que el pueblo se encuentra sitiado.

El grupo, conformado por hombres y mujeres, portaba pancartas en las que se podían leer: “justicia para Tila, urge la Guardia Nacional, no más muertes, auxilio”.

Los manifestantes señalaron al sacerdote Heriberto Cruz Vera de armar a los indígenas y detallaron que huyó del pueblo, luego de los ataques por parte de un grupo armado en donde han resultado al menos cinco muertos, heridos, secuestrados y pérdidas materiales.

“Ese cura manipuló durante 30 años a los indígenas choles para que se apoderarán de la cabecera municipal haciéndoles creer que somos malos, hay dos más”, “no es posible que un arzobispo no pueda determinar la situación de los párrocos y aun así los mantienen”, en las fiestas de Corpus Christi, Heriberto, el que se fue con dos carros llenos de cosas de la iglesia realizaba el cobro de piso a todos los que vendían, era un dineral lo que manejaba”, “estamos pensando que ya no vamos a permitir la llegada de ningún sacerdote”, finalizó.

Por otra parte, enfatizaron que viven en la zozobra y angustia por la falta de seguridad en esa región ante el insistencia del grupo armado de continuar atacando por lo que pidieron a los gobiernos federal y estatal apliquen el estado de derecho, así como la presencia de la Guardia Nacional para recuperar la paz social.

Aseguraron que Limber Gutiérrez Gómez, alcalde de Tila, no despacha en las instalaciones del Palacio Municipal y se encuentran cerradas desde el inicio del periodo de su gobierno, por el contrario, este ha hecho caso omiso de los problemas.

“En Tila no hay vigilancia, no hay servicio de basura, no hay nada”, se dijo.

También señalaron que hasta el lunes la Guardia Nacional no había ingresado al municipio, ahora sitiado por presuntos integrantes del CNI-EZLN. (Con información de Lucía Trejo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *