Roban a empleados de farmacia más de 93 mil pesos

Texto y fotografía: Marco A. Rangel

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Dos delincuentes arrebataron más de 93 mil pesos a un par de trabajadores de una cadena de farmacias que se desplazaba en un automóvil con rumbo a una sucursal bancaria para depositar dicha cantidad.

El robo con violencia se suscitó alrededor del mediodía de este viernes, sobre la Primera Poniente, a metros  de la Cuarta Norte, en el barrio Santo Domingo.

De acuerdo con los datos, el conductor y acompañante se desplazaban en un Chevrolet Aveo con dirección sur, cuando fueron sorprendidos por dos sujetos que bajaron de un Dodge Atos que circulaba adelante de ellos.

El hombre que cargaba con la pistola exigió a los empleados de la farmacia la entrega del dinero; vestía camisa a cuadros, playera color rojo y pantalón de mezclilla azul. Los farmacéuticos entregaron la mochila con el dinero.

Luego de obtener el botín, ambos ladrones huyeron del lugar y enseguida una de las víctimas llamó al 911 en busca de ayuda. Hasta el lugar se desplazaron elementos de distintas corporaciones policiacas.

Los afectados responden a los nombre de Andrés “N” y Rigoberto “N”, de 40 y 36 años de edad respectivamente, quienes señalaron ser empleados de la Farmacia “Santa Cruz”, y que minutos antes del atraco salieron de las oficinas de la Primera Poniente, entre las avenidas Sexta y Séptima Norte, en el barrio Colón .

El primero en mención solicitó el apoyo al 911 y hasta el lugar arribó el primer policía respondiente.

Andrés indicó que viajaban con destino a la sucursal bancaria Banorte, ubicada en la Avenida Central y Tercera Oriente, para realizar un depósito por 93 mil 549 pesos, producto de las ventas de la cadena de farmacias.

En la escena se encontró un teléfono celular, al parecer, propiedad de uno de los delincuentes. 

Este hallazgo en la escena, es una de las pistas calves para esclarecer el crimen.   

Vehículo en el que viajaban las víctimas. Foto: Marco A. Rangel
En calles del barrio Santo Domingo. Foto: Marco A. Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *