En la Mira / Familiares y médicos piden #JusticiaParaAxel en Chiapas

Héctor Estrada

Pedro Axel Álvarez Aguilar, pasante de medicina del Instituto de Estudios Superiores de Chiapas (IESCH), fue asesinado la noche del pasado 21 de abril mientras conducía sobre su motocicleta con destino a la comunidad donde prestaba su servicio social. Fue embestido por la espalda, en el tramo carretero Cintalapa-Arriaga, por un automóvil cuyo tripulante luego se dio a la fuga.

El impacto sobre Axel sucedió tan fuerte que el vehículo que lo colisionó quedó inmóvil sobre la carretera, con algunas piezas de la motocicleta en el cofre. El cuerpo del joven fue arrojado varios metros, quedando con la columna totalmente fracturada y varias contusiones de gravedad. Sin embargo, el responsable -que viajaba con un acompañante- no se quedó para auxiliarlo. Lo abandonó malherido en medio de la oscuridad.

Fueron otros automovilistas quienes después se encontraron con la escena, lo auxiliaron y dieron parte a los servicios de emergencias. Pero ya era demasiado tarde. Las heridas y las múltiples fracturas en la anatomía de Axel fueron fatales, por lo que terminó falleciendo sólo unos minutos después de la llegada de los primeros auxilios.

Ese día, el médico de 25 años había participado como voluntario en las brigadas de vacunación contra la Covid-19. Prestaba su servicio social en la comunidad de Tierra y Libertad, del municipio de Jiquipilas. Tenía sólo unas de semanas que había arribado al lugar para concluir su formación profesional, pero la muerte lo sorprendió.

Este fin de semana la Asociación de Médicos Pasantes del Estado de Chiapas emitió un pronunciamiento para exigir justicia. Y es que, pese a las evidencias del accidente, el primer peritaje intentó responsabilizar al joven médico de su propia muerte. De manera, por demás extraña, se acusó a Axel de que él intentó rebasar, por lo que fue a tropellado. Sin embargo, las evidencias dicen lo contrario.

De acuerdo al segundo peritaje (privado) solicitado por la familia de la víctima, Axel fue envestido por la espalda por un automóvil que viajaba a exceso de velocidad. El impacto fue tan fuerte que algunas piezas de la motocicleta terminaron incrustándose bruscamente sobre el cofre del auto compacto, provocando que se desatara un incendio en los tanques de combustible.

Testigos que circularon por la zona poco después del accidente reportaron que los tripulantes del vehículo presuntamente responsable fueron vistos alterando intencionalmente la escena del percance. “Movieron de lugar la motocicleta, retiraron las placas del vehículo, propagando el incendio al resto de las unidades y huyeron del lugar”, dejando a Axel muy mal herido, aún con vida, en ese lugar.

Después de que se realizaran las primeras indagatorias pudo descubrirse que el vehículo pertenece a una empresa aseguradora, por lo que se teme que las irregularidades en el primer peritaje tengan que ver con posible contubernio entre el primer perito ministerial y la empresa especializada en ese tipo de situaciones.

Hoy la familia, amigos y los estudiantes de medicina en Chiapas piden justicia para Axel. Han hecho un llamado al fiscal general Olaf Gómez Hernández y al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, a fin de que se esclarezca el caso, se rencausen las investigaciones y se detenga a los responsables de un caso, sobre otro pasante de medicina en Chiapas, que tampoco puede quedar impune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *