Urge desmantelamiento de grupos paramilitares en Chiapas

-Las reuniones con los gobiernos federal y estatal para resolver el conflicto, no han rendido frutos

Eleazar Domínguez Torres

Tuxtla Gutiérrez (Ch24/7). Eric Bautista Gómez, vocero del Mocri-CNPA-MN, denunció este viernes en conferencia de prensa los hechos violentos registrados durante la madrugada de este jueves en el municipio de Amatán y recordó que en el mes de agosto pasado se concretó de manera formal el Movimiento por la Paz, integrado por las comunidades, ejidos y barrios de la cabecera municipal, ante el cacicazgo que desde el 2012 mantiene la familia Carpio Mayorga en ese municipio.

“Nosotros hemos denunciado que esa familia ha gobernado por el PAN, por el PRI, por el Verde y actualmente se encuentra cobijado por Morena; nosotros hemos denunciado que este cacicazgo ha generado confrontación y división en las comunidades y la sociedad, porque manteniendo una nómina debajo del agua ha conformado grupos paramilitares y grupos de choque, los cuales están golpeando a los pobladores y a aquellas personas que se organizan”, denunció.

En ese sentido, el movimiento decidió desconocer a este gobierno, amparándose en convenios internacionales que México ha firmado, y que valiéndose en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos decidió integrar el 30 de noviembre pasado un Consejo Indígena y Popular de Gobierno con el cual se comenzó a reorganizar y administrar la forma y la vida interna del municipio.

Aunque han denunciado a nivel estatal y federal las agresiones previas, como el asesinato de un de sus compañeros, lesiones de armas de fuego, así como con machetes e intimidación, “el estado francamente ha hecho caso omiso”, dijo.

Bautista Gómez, quien estuvo acompañado por el abogado Daniel Rivero del Movimiento de Defensa Estratégica de Derechos Humanos y por Diego Cadenas del Centro de Derechos Humanos Kú umtik, informó que por la madrugada del jueves, sobre las 02.00 horas, entró un grupo de más de cien personas, en su mayoría encapuchados, paramilitares que con armas de grueso calibre agredieron a quienes en ese momento se encontraban en las instalaciones de la presidencia municipal.

“En esta primera agresión, mientras entraron fue lesionado nuestro compañero Noé Jiménez Pablo y posteriormente se lo llevaron y desconocemos hasta este momento su paradero, sabemos que hay ocho compañeras detenidas, entre ellos dos menores de edad, que se encuentran retenidos en el palacio municipal y no sabemos cuál sea su situación”, dijo.

Señaló que son 50 compañeros desaparecidos. “Algunas personas que viven en los barrios del centro se han retirado hacia los cerros por temor a que vayan a ser agredidos y siendo más del mediodía de este jueves, aún continúan las agresiones y tenemos denuncias que hay balazos de manera esporádica y este grupo de paramilitares han estado recorriendo el municipio en motocicletas tratando de localizar a integrantes del movimiento”, declaró.

Dijo que tales agresión son encabezadas por paramilitares auspiciados por el alcalde Manuel de Jesús Carpio Mayorga. “No tenemos aún la cifra exacta de cuántos compañeros están lesionados con armas de fuego y responsabilizamos de manera directa a los dos niveles de gobierno, sobre todo por el tema de la omisión”.

Bautista Gómez recordó que el municipio de Amatán colinda con el estado de Tabasco, territorio que ha procurado controlar Eduardo Ramírez, el actual senador por Morena, responsabilidad alcanza también al ex gobernador Manuel Velasco Coello, “porque ellos han conocido el tema desde el sexenio pasado y nunca lo atendieron de manera puntual”, dijo.

Por su parte, Daniel Rivero, abogado de esta organización, explicó que ya hablaron con el político Alejandro Encinas, quien se comprometió a que la Federación intervendrá para evitar que el conflicto siga escalando a mayores consecuencias.

Al tiempo que reiteró que en Amatán no sólo el problema es el tema de la gobernabilidad, sino también de la actuación de grupos paramilitares, pues pese a que se ha documentado con videos y fotografías la presencia de grupos armados al servicio del gobierno local, los gobiernos estatal y federal hacen caso omisión a la exigencia del desmantelamiento de los paramilitares.

A su vez, Diego Cadenas indicó que el centro de derechos humanos que preside se solidariza con esta lucha y exigió al gobierno una solución inmediata para evitar el desplazamiento forzado en la zona.

Foto de portada: Eleazar Domínguez Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *