¿Cuánto contamina la aviación?

Ciudad de México (NCYT Amazings). Un nuevo estudio proporciona cálculos sin precedentes del efecto de la aviación en la contaminación atmosférica e indirectamente en el clima, desde el año 2000 hasta el 2018. El estudio es el análisis más completo de este tipo desde 2009.

Según los cálculos del nuevo estudio, la aviación representa el 3,5% de la actividad humana que impulsa el cambio climático global.

Las conclusiones muestran que dos tercios de las repercusiones de la aviación se deben a emisiones que no son de dióxido de carbono (CO2). El resto sí corresponde al CO2.

El estudio ha sido dirigido desde la Universidad Metropolitana de Manchester en el Reino Unido, y en él han colaborado la Universidad de Reading en el Reino Unido y otras muchas instituciones de diversas partes del mundo, durante los últimos cinco años.

Este equipo internacional, encabezado por David Lee, profesor de ciencias atmosféricas de la Universidad Metropolitana de Manchester, evaluó todos los factores de la industria de la aviación que contribuyen al cambio climático, incluidas las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOx), y el efecto de las estelas y los cirros de estelas, nubes de cristales de hielo creadas por los motores de los aviones a reacción a gran altura.

Esto se analizó junto con el vapor de agua, el hollín y los aerosoles (partículas finas suspendidas en el aire) que forman parte de lo que expulsan al aire los motores de los aviones.

Laura Wilcox, de la Universidad de Reading, contribuyó al estudio con una evaluación del efecto del vapor de agua.

El equipo de investigación calculó que las emisiones acumuladas de CO2 de la aviación mundial entre 1940 y 2018 fueron de 32.600 millones de toneladas.

Aproximadamente la mitad del total de las emisiones acumuladas de CO2 se generaron solo en los últimos 20 años, lo que se atribuye en gran medida al incremento en la cantidad de vuelos, el aumento en la cantidad de rutas y el crecimiento del tamaño de las flotas de aviones, en particular en Asia. El efecto de estos incrementos se ha compensado parcialmente con las mejoras en la tecnología de las aeronaves y de los motores a reacción, así como con el aumento del tamaño medio de las aeronaves y la mayor eficiencia en el aprovechamiento del espacio dentro de estas para acomodar a más pasajeros en el mismo espacio.

Eso representa el 1,5% del total de las emisiones de CO2, pero cuando se tienen en cuenta los efectos no relacionados con el CO2, entonces la aviación representa el 3,5% del conjunto de todas las actividades humanas que impulsan el cambio climático global. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *